Acerca de los sistemas KNX

Los sitemas KNX están ligados al sector de la domótica y de la imnótica, donde de hecho se considera que el KNX es el único estándar mundial, abierto para el control de edificios y casas.

Su protocolo de estandarización reside en que todos los elementos que intervienen en la instalación comparten un protocolo único por los que se conectan. Se dice que este sistema es abierto porque cualquier fabricante puede integrar sus productos a este estándar, además de que los sistemas KNX, de la manera adecuada, pueden llegar incluso a conectare a otros sistemas.

Este protocolo, a día de hoy se utiliza en más de 120 países, lo que hace que crezca y se facilite su estandarización.

Ventajas de los sistemas KNX

Este sistema tiene dos ventajas fundamentales, que a continuación comentamos:

  • La primera ventaja es que, al estar distribuida su arquitectura, no es necesario un controlador cental ya que cada elemento de la instalación tiene su inteligencia propia. Los elementos además se comunican entre sí, por lo que es posible de esta manera modificar rápidamente cualquier elemento de la instalación.
  • La segunda ventaja fundamental es que, gracias a un software común, pueden configurarse todos los elementos, sin importar cuál es el modelo y el fabricante del mismo. Con este software común puede ejecutarse tanto el diseño como la programación y arranque del proyecto. También permitirá llevar a cabo el mantenimiento y seguimiento para diagnósticos de toda la instalación.

Todas estas razones han hecho que los sistemas KNX se hayan establecido como el gran estándar común de los sistemas domóticos del sector, y que la mayoría de fabricantes lo tengan en cuenta a la hora del desarrollo y creación de sus productos y elementos.